La epopeya de Gilgamesh comienza con su viaje más allá del camino solar, donde habitaban los hombres escorpiones del reino de Urartu. Allí, nuestro héroe intentó encontrar a Ut-napistim* para que le confesase los secretos divinos de la inmortalidad.

ACCEDE a La Novela Viviente
¿Aún no eres miembro? ÚNETE