El Laboratorio es un espacio en el cual entrarás haciendo un paso más. Harás un diario íntimo: tu Cuaderno de Bitácora que iremos trabajando a la distancia y a tu ritmo.

 

Durante este proceso, escribiremos, de la mano, tu biografía. Esta fase de incubación (que yo le llamo El Laboratorio) es ideal para trabajar con escritura automática y ya después la corrección y el final.

 

 

 

 


 

Te desnudarás a partir de una hoja en blanco

y pronto comenzarás a llenarte de tachones.

Sacaremos las palabras que se repiten

e intentaremos eliminar los puntos suspensivos por puntos apartes

para dar algunas vueltas de página.

Cambiaremos tu final:

esa inercia en la que se ha transformado tu vida.

 Y te enfocarás en otro rumbo.

 


 

 

El laboratorio

 


 

Es importante que sepas que no podrás hacer El Laboratorio si no es tu momento. Y como esto es muy subjetivo, he puesto consignas que, te aseguro, no son un capricho. Si no puedes seguir estas pautas, es porque todavía no es para ti.

 

Primero: Este taller lo podrás realizar solo una vez. No tendría sentido hacerlo más ya que te enseñaré una técnica que luego ejercitarás contigo mismo. Soltar la mano me parece un acto de amor que crea independencia, sabiduría y, sobre todo, nos aleja de lo tóxico y sectario.

 

Realizo pocos talleres al año (el acompañamiento sincero así lo requiere), con lo cual, que ya puedas hacerlo, no es suerte, es sincronicidad. Y deberás valorar la oportunidad. No es solo un taller de escritura; es un viaje espiritual comprometido. Ejercitarás herramientas que te acompañarán toda tu vida.

 

Segundo: Para hacer este taller, deberás dejar a un lado (lo más que puedas) tu rutina. Deberás alejarte de muchas de tus personalidades. De cuantas más te distancies, más efectivo. Compartirás tu soledad.

 


 

Estos dos puntos que expongo arriba están pensados para que trabajes la gratitud y el compromiso. Confieso que, por lo general, la gente de más edad está mejor preparada para este retiro. Y no porque gestionen de otra manera su tiempo (aunque también), sino porque pueden ver su vida con perspectiva y esto facilita las cosas. Al fin y al cabo, el conocimiento que del Laboratorio sacarás, se obtiene con tiempo. Por más joven prodigio que seas, se necesita de las vivencias (que dan los años) para sacarle jugo a nuestro interior. Es como la semilla (siempre doy el mismo ejemplo, pero me encanta): En ella está todo el potencial para hacerse flor, pero para eso, necesita crecer.

 

Hasta hoy, no he realizado nunca antes este taller con menores de cuarenta años, aunque no me cierro. Nunca se sabe… Lo que sí se es el síntoma de que te ha llegado la hora; y es que rara vez estarás con la agenda ocupada. Esta es una buena alarma para saber si estamos preparados para dar el gran salto. Por lo general, quien está muy ocupado con su entorno está muy poco ocupado con su interior. Y para la realización satisfactoria del Laboratorio necesitarás inevitablemente una cosa: TIEMPO.

 

 


 

 


 

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN EL LABORATORIO?

 

  • Material de estudio.
  • Acceso libre a todos los posts completos.
  • Libro «Paren el Mundo que yo me Bajo» (No ficción).
  • Libro “El Camino del Guerrer@” (No ficción).
  • Libro «Hackea la Realidad» (No ficción).
  • Comunicación directa conmigo para escribir tu biografía.
  • Paso obligado para alcanzar «La Odisea del Viajero»*.